Historia de la Traqueostomía

La traqueostomía es uno de los procedimientos quirúrgicos más antiguos. Parece increíble que en papiros egipcios que datan del año 3,600 a.c. ya ilustran una traqueostomía. A Asclepiadeas de Persia se le reconoce el haber sido la primera persona que realizó una traqueostomía en el año 100 a.c. Existen muy pocas referencias sobre traqueostomías antes del sigo 11, pero no es de sorprenderse durante la Edad Media. La primera traqueostomía exitosa se realizó en Prasovala durante el siglo 15. Pueden encontrarse reportes esporádicos de traqueostomías en literatura médica desde el siglo dos hasta el dieciocho. No fue sino hasta principios de 1900 que se encuentran estudios bien documentados.

El término ‘traqueostomía’ fue implementado por Lorenz Heister en 1718. Originalmente, las traqueostomías se utilizaron, con poco éxito, como tratamiento de emergencia en casos de obstrucción de vías respiratorias superiores. La obstrucción de vías respiratorias superiores en niños fue estudiada por vez primera en 1765. Se sugería realizar una traqueostomía como tratamiento de emergencia para evitar que los niños se sofocaran debido a inflamaciones de la garganta.

En 1799 George Washington murió debido a una obstrucción de las vías respiratorias superiores, probablemente debido a epiglotitis o a un absceso. El médico de Washington conocía el procedimiento para traqueostomía, pero él mismo nunca había realizado una. Aparentemente no quiso realizar su primera traqueostomía en una persona de la importancia de Washington.

A principios de los años 1800 se utilizaban las traqueostomías en niños para inflamaciones de tráquea debido a difteria. La primera traqueostomía realizada en un niño y con buenos resultados fue documentada en 1808.

antiguo 

Tubo antiguo de traqueostomía, fabricado en Inglaterra, de plata fina, a finales de 1800
(derecha e izquierda, cánula exterior; cánula interior al centro)

El primer tubo de traqueostomía fue diseñado por Faricius de Aquapendente. Este tubo era una cánula corta y derecha con dos alas para que el tubo no se deslizara dentro de la tráquea, y para amarrarlo al cuello. Cesserius, alumno de Fabricius, sugirió una cánula curva para amoldarse mejor a la anatomía de la tráquea. En 1880 Parker introdujo el primero tubo para traqueostomía pediátrica.

En 1909 se presento una técnica de traqueostomía inferior, en la cual la incisión traqueal abarca del anillo traqueal 4 al 5. Esta técnica operatoria fue después refinada por Chevalier Jackson cuando se encontró ante el reto de la epidemia de polio en 1940. Actualmente esta técnica es básicamente igual.

Galloway amplió aun más los usos de la traqueostomía, de obstrucción respiratoria al tratamiento de parálisis con necesidad de respiración artificial y control de secreciones.

Recientemente, la invención de materiales sintéticos y de manguitos de baja presión/volumen alto ha mejorado los tubos para traqueostomía y han reducido la tasa de complicaciones del procedimiento de traqueostomía (por ejemplo, estenosis y erosión de vasos sanguíneos importantes).

En 1965, Mc Donald y Stocks describieron el uso de la intubación y soporte respiratorio para pacientes neonatos. Esto revolucionó los cuidados de los neonatos, pero al mismo tiempo ha ayudado a más niños a sobrevivir, con traqueostomías debido a estenosis subglótica.

preemie 

arrow